A escasas semanas del cierre del año escolar 2023.

El Sindicato Único de Trabajadores de Educación del Perú (Sutep) desarrolla un paro nacional de 24 horas este jueves 23 de noviembre, con el objetivo de exigir al Gobierno soluciones a los principales problemas educativos en el país. El secretario general, Lucio Castro, detalló las demandas sindicales a solo semanas del cierre del año escolar 2023.

Lucio Castro señaló que la movilización podría suspenderse en caso de establecerse un diálogo efectivo con las autoridades. El sindicato busca el reconocimiento de derechos laborales y la asignación de un presupuesto para el año 2024 que abarque las necesidades del sector educativo.

Esta medida extrema se manifiesta debido a la desatención y el incumplimiento de compromisos por parte del Gobierno, con la esperanza de que el Congreso de la República corrija las deficiencias del plan ejecutivo”, dijo a un medio radial.

Entre las propuestas del Sutep se encuentra la mejora de la infraestructura escolar y la atención alimentaria prioritaria para los estudiantes, problemáticas que afectaron significativamente a la comunidad educativa en los últimos tiempos.

Castro resaltó la necesidad de resolver la situación de los docentes contratados desde marzo, cuya escolaridad está en riesgo, según las políticas del Ministerio de Economía.

La prioridad del Sutep es la aprobación del presupuesto en el pleno del Congreso, ya que, según Castro, los problemas históricos y actuales de la educación están vinculados a las discusiones en el Parlamento. “En ese espacio, el Estado demostrará su compromiso con la educación y los derechos de los profesores”, enfatizó.

El secretario general del Sutep lamentó que el ministro Alex Contreras no haya considerado los acuerdos en la propuesta de presupuesto, lo que llevó a la convocatoria del paro de 24 horas. No descartó la posibilidad de cancelar la movilización si hay disposición por parte del Legislativo o Ejecutivo para abordar las demandas.

Gremio de salud se une al paro

Entre tanto, el gremio de salud se plegó a las movilizaciones sociales, uniéndose al paro de 24 horas. Casi 500 profesionales no atenderán, exigiendo mejoras salariales y denunciando una mala distribución de los recursos.

La presidenta de la Federación de Enfermeros del Perú, Marisabel Miranda Vera, destacó la falta de equidad en la distribución de recursos entre los diferentes gremios de salud y anunció la disminución de atenciones en diversas especialidades.

El ministro de Salud, César Vásquez, solicitó una tregua para sostener reuniones con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) hasta el 30 de noviembre. A pesar de ello, los gremios reafirmaron la huelga de carácter indefinida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *