Ante el reporte de un caso de rabia bovina en Apurímac alertado por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú – SENASA, la Municipalidad Provincial de Andahuaylas a través del área de salubridad realizó de forma inmediata una inspección inopinada a los centros de abasto de carne.

Con la finalidad de verificar que la procedencia de las carnes que se encuentran a la venta en todos estos lugares, los especialistas de la comuna provincial verificaron desde muy temprano que los establecimientos cuenten con documentación donde se acredite que los animales fueron beneficiados en mataderos autorizados.

Andahuaylas: inspeccionan centros de venta de carne tras reporte de un caso de rabia bovina.

“Para garantizar de que esta alerta sea entendida por la población, sobre todo por los comerciantes, estamos realizando esta inspección inopinada, para garantizar a nuestra población que estamos trabajando para que tengan un servicio de calidad y confiable al momento que realizan sus compras, así mismo hacemos un llamado a la población para que tomen las medidas necesarias ante esta situación y adquieran la carne en lugares autorizados” indicó el responsable de la municipalidad.

Todas las reacciones:

99

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *