Menor llegó agonizando al hospital. Los médicos notaron que el niño no tenía 6 piezas dentales y quemaduras en los pies.

El personal del Área de Investigación Criminal de Puno detuvo a Erika Yenifer Condori Alarcón (27) por presunto delito de parricidio en agravio del menor de iniciales S.E.B.S (5).

Tras una comunicación telefónica del hospital EsSalud de Puno, los policías iniciaron con una serie de diligencias. Los galenos dijeron que un menor en estado agonizante fue abandonado en el nosocomio por una mujer.

El personal del Área de Investigación Criminal de Puno detuvo a Erika Yenifer Condori Alarcón (27) por presunto delito de parricidio en agravio del menor de iniciales S.E.B.S (5).

Tras una comunicación telefónica del hospital EsSalud de Puno, los policías iniciaron con una serie de diligencias. Los galenos dijeron que un menor en estado agonizante fue abandonado en el nosocomio por una mujer.

El infante, según los médicos, presentaba ausencia de seis dientes, ausencia de las uñas de los dedos de la mano, quemaduras en la zona anterior y posterior de ambas plantas de pies y otras lesiones. Estas heridas habrían sido causadas por correa, cable, alicate y quemaduras ocasionadas por agua hervida y plancha.

Tras estás evidencias, los policías iniciaron el operativo de búsqueda y ubicaron a la mujer en una vivienda del barrio Chejoña de Puno. Ella, quien sería la madrastra, fue conducida a la dependencia policial para las diligencias.

Además, en el interior del inmueble del menor, se advierte cama con colcha húmeda (menor se habría orinado), sábanas, funda de almohada con manchas de sangre y sus prendas con quemaduras.

Los peritos recogieron una correa y otras evidencias para continuar con las investigaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *