Víctima empezó a soldar parte de una estructura metálica en la fábrica; sin embargo, no habría utilizado los implementos de seguridad tal como manda la ley

Un joven trabajador salió de su vivienda muy temprano sin imaginar que sería el último día de su vida, y que jamás volvería a su hogar con sus seres queridos. Se trata de Elmer Jesús Sánchez Carlos, de 21 años de edad, natural del distrito de Incahuasi – Ferreñafe, quien se ganaba la vida como soldador, y, días atrás, había aceptado un trabajo para ganarse unos cuántos soles.

El jovencito acudió a la fábrica de azúcar de la empresa Azucarera del Norte ubicada en el kilómetro 12 1/2 de la carretera Chiclayo – Ferreñafe, donde lo contrataron para realizar un servicio de soldadura.

Es así que desde las 8:00 de la mañana empezó a soldar parte de una estructura metálica en la fábrica; sin embargo, no habría utilizado los implementos de seguridad tal como manda la ley.

Esto, debido que a los pocos minutos de iniciar su trabajo, al parecer perdió el equilibrio, cayendo aparatosamente hacia el piso de concreto, golpeándose fuertemente la espalda y la cabeza.

Personal de la compañía de inmediato corrieron a auxiliarlo, siendo trasladado en una ambulancia al Hospital Regional de Lambayeque, donde los médicos de turno le diagnosticaron “fractura múltiple de la columna vertebral y traumatismo encéfalo craneano grave”.

Los galenos nada pudieron hacer para salvarle la vida, pues al promediar las 6:00 de la tarde dejó de existir, producto de las graves lesiones. Esto generó indignación en los profesionales de la salud quienes lamentaron que un joven trabajador muera por la falta de cuidado en una empresa que se supone debería respetar las normas de seguridad y salud en el trabajo.

Posteriormente, efectivos policiales trasladaron el cuerpo sin vida de Elmer Jesús Sánchez Carlos a la morgue de Chiclayo para las diligencias correspondientes, a la vez que investiga si el finado laboraba de forma formal y con utensilios de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *