En Ampliación de Noticias, el abogado Julio Midolo mencionó que, al ser objetos de alto valor, los relojes Rolex de la mandataria no se pueden considerar como “un préstamo o regalo cualquiera”.

Tras la denuncia constitucional contra la presidenta Dina Boluarte que presentó el fiscal interino de la Nación, Juan Carlos Villena, por el ‘caso Rolex’, el abogado penalista Julio Midolo consideró que este nuevo proceso puede causar “graves problemas” en la credibilidad y gestión de la mandataria hasta el 2026.

En Ampliación de Noticias, el abogado recordó que no es la primera denuncia hecha por la Fiscalía de la Nación en contra de la actual jefa de Estado, pues también existe una investigación preliminar en su contra por las muertes durante las protestas, la cual formuló la exfiscal Patricia Benavides. Ahora, corresponde al Congreso tomar una “decisión política” que permitirá o no proceder con este nuevo proceso.

Tendrá que determinar el Congreso si es que encuentra mérito o no, que ya establece una decisión más política de que si faculta o no al doctor Villena continuar. Lo cierto es que, desde el punto de vista de la credibilidad de la presidenta, de la tranquilidad que debe tener para gobernar y realizar sus funciones con total normalidad, evidentemente le va a traer graves problemas”, dijo. 

Midolo señaló que el delito de cohecho pasivo impropio “es básicamente un soborno”, y que, de acuerdo a esta imputación, la jefa de Estado habría recibido una “donación” a cambio de suscribir documentos, decretos supremos y otros presuntos favorecimientos al Gobierno Regional de Ayacucho”.

En esa línea, remarcó que Boluarte, al ser la primera funcionaria pública del Estado por el cargo que ostenta, debió declarar si es que recibió o no los lujosos relojes como regalo, o no aceptarlos como un préstamo, versión que mencionó en conferencia de prensa.

Si hubiera sido un regalo, la presidenta tendría que haberlo declarado. No son bienes de menor cuantía. Cuando tú tienes o recibes un regalo, un donativo por una cuantía considerable, entiendo que son tres relojes Rolex, cada uno cuesta casi 20 mil dólares, son joyas, aretes de poco más de 5 mil dólares, y una pulsera de 9 mil y tantos dólares, que es lo que declaró la Casa Banchero. Entonces, evidentemente, no creo que esto pueda ser considerado como un préstamo o un regalo cualquiera”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *